Construir un equipo eficaz supone un desafío para cualquier pastor, independientemente del tamaño de la iglesia. Si usted espera construir un equipo de líderes efectivos, su trabajo continúa mucho más allá de la contratación de las personas adecuadas. Independientemente de la estructura de su personal y responsable de la supervisión del equipo, usted todavía tiene un papel importante en la influencia de la eficacia como equipo en su contexto de ministerio.

Durante 43 años de ministerio, he servido en muchas posiciones en equipos diferentes de la iglesia.

He servido en equipos de la iglesia donde tenía un tiempo limitado con el pastor superior porque le tenia que informar directamente a otro pastor. El pastor superior no se tomaba el tiempo para conocer mis sueños, conocer mis luchas, ni para construir personalmente ninguna relación significativa con él. El contacto relacionar ocurrió en todos los contextos del personal. Mi visión, mis sueños, mis luchas, mis desafíos se han puesto en manos de mi informe directo, sólo para ser transmitido.

He servido en equipos de la iglesia donde informé directamente al pastor principal y tenía otros pastores que me informaban directamente. Era mi responsabilidad asegurarme de que yo representaba bien al equipo. Experimenté varios grados de eficacia del equipo dependiendo en parte del papel que desempeñé con otros, pero también, de lo mucho que el pastor superior contribuyó a garantizar que nuestro equipo se mantuviera efectivo.

También me desempeñé como pastor superior donde fui directamente responsable de la dinámica de un equipo. Intenté aplicar las lecciones que aprendí de otros equipos de la iglesia. Parte funcionó, algunos requerían más tiempo para desarrollarse y, sí, se cometieron errores. Todavía creo que hay algunos ingredientes esenciales que deben impulsarse para que un equipo siga siendo eficaz. Aquí están cuatro.

1. CONSEJO DE RELACIÓN INTENCIONAL

Tu equipo necesita saber que te preocupas por ellos personalmente, especialmente que te preocupas más por ellos que por el desempeño de su trabajo. Hay que construir relaciones fuera del área de oficinas. Sé que el tamaño de un equipo afectará significativamente a cuánto tiempo puede programar, pero no pasa por alto la importancia de ello. Durante esas interacciones personales, haga preguntas como:

¿Con qué estás luchando para que afecte a su ministerio?

¿Cómo Dios te está cambiando ahora mismo?

¿Cuál es tu relación más difícil en estos momentos?

¿Cómo puedo orar por ti?

No olvide compartir algunas de sus propias respuestas a estas preguntas. Está bien dejarlos debajo de la superficie. Estás enviando un mensaje sano cuando, a pesar de su carga de ministerio, tome tiempo para las relaciones con su equipo.

2. INVERSIÓN INDIVIDUAL EN SU EQUIPO

Cuando una iglesia invierte en la formación de su equipo, el resultado puede ser sustancial. La inversión financieramente puede traducirse en una mejor eficacia ministerial. Por ejemplo, durante mis días de ministerio de la juventud, intenté llevar al mayor número posible de voluntarios a las conferencias del ministerio de la juventud. La inversión se tradujo financieramente en una mejor efectividad del ministerio en nuestro ministerio juvenil. He visto la agudización de mi propio ministerio debido a las conferencias y la formación en áreas específicas del ministerio. Cuanto más si su equipo individual se siente invertido más productivo puede ser el resultado.

3. REUNIONES DEL PERSONAL

¿Cómo utilizas sus reuniones de personal? Las reuniones del personal pueden incluir tiempos para compartir historias de Dios, compartir ideas colaborativas sobre cómo mejorar el ministerio y compartir luchas del ministerio. Este puede ser un momento en el que su personal se siente valorado, capaz de aportar aportaciones más allá de su propio ministerio, y escuchar lo que Dios está haciendo en otras áreas de la iglesia. Deberías desear tener un equipo que crea en la igualdad y en una visión compartida, un sentido común de propósito. Un lugar en el que todos se tratan de manera equitativa, justa y objetiva. El tiempo que se pasa juntos como personal, si se usa intencionalmente, puede crear una cultura como esta.

4. PÁSENLA BIEN JUNTOS

Esto es algo que hice desde el principio en el ministerio. Pasar tiempo divertidos juntos puede sonar como una pérdida de tiempo, pero elimina los muros relacional. Considere actividades como el voleibol, el senderismo, eventos de construcción de equipos, retiros de un día, todo para llevar a su equipo y divertirse juntos. Mi personal del ministerio de la juventud esperaba pasar tiempo así juntos. Comience a crear eventos divertidos en su calendario de personal ministerial.

Hay numerosos artículos que se han escrito sobre la construcción de equipos eficaces. Le animo a que busque su horario de ministerio y busque franjas horarias para construir relacionalmente su equipo. “Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.” 1 Pedro 5:2-3

Un reto de tamaño de Dios para cada uno de nosotros. Que continúes invirtiendo en su personal un alto valor y una importancia general para su equipo.

The following two tabs change content below.
Randy Hunt

Randy Hunt

Pastoral Care Coordinator at Lancaster Evangelical Free Church
Randy and LeAnn Hunt have served 43 years in pastoral ministry. Thirty years as a youth pastor, ten years as an associate pastor, and the last seven years as a senior pastor. They both serve on the Pastoral Support Team for EDA Move. Randy also serves part-time at Lancaster Evangelical Free Church as Pastoral Care Coordinator.

Leave a Comment





This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.